Ahora falta el último paso para alcanzar nuestro sueño», afirmó el arquero Gianluigi Donnarumma luego de la clasificación de Italia a la final de la Eurocopa 2020.

«Es una emoción indescriptible. Estaba tranquillo porque sabía que podía ayudar al equipo», expresó Donnarumma, quien selló el boleto al duelo del domingo 11 en Wembley al atajar el remate de Álvaro Morata, que había empatado para España en los 90′ reglamentarios.

En diálogo con la RAI, el arquero que pasará del Milan al París Saint-Germain reconoció que «España muy fuerte pero esta Italia tiene un corazón enorme, no cede un centímetro incluso sufriendo al final».
    «Gran mérito al adversario, que nos creó muchos problemas. Ahora vamos a disfrutar, ya desde mañana pensaremos en el rival de la final», completó Donnarumma sobre el duelo ante el vencedor de Inglaterra-Dinamarca.

«Sabemos dónde empezamos y donde inicié yo. En ese momento era todo, estoy en una final de la Eurocopa. Con la fuerza del grupo lo hicimos», remarcó Donnarumma.

«Es la noche más linda de mi carrera, jugar para 60 millones de italianos es un sueño hermoso. Nunca lo habría pensado. Estoy orgulloso de haber imitado un gol que hacía mi padre», concluyó el hijo del ex delantero Enrico Chiesa.

Fuente:  (ANSA)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here